La civilización Maya

Los mayas crearon en el sudoeste de México una civilización deslumbrante. Según la mitología maya, el dios Kukulcán guiaba al pueblo hacia sus máximas proezas; éste lo veneraba como constructor de ciudades, legislador y maestro del calendario. Kukulcán adoptaba la forma de una serpiente emplumada, tan fantástica y estilizada como se aprecia en el arte maya, dónde las formas se extienden y entrelazan, en fiel trasunto de la vegeón tropical.

El período de apogeo de la cultura maya duró alrededor de cinco siglos de 300 a 900 AD. Luego, comenzaron a fragmentarse en diversos estados que fueron blanco fácil para las fuerzas invasoras del norte como los toltecas que habían sido desalojados de Tula hacia fin del décimo siglo.

Se puede decir que fueron una cultura del área mesoamericana, cuyos rasgos destacados son la escritura jeroglífica, el calendario maya, las pinturas murales, las cerámicas, el estilo arquitectónico. Desarrollaron una importante cultura intelectual y por eso a los mayas se los llama “los griegos de América”

Los mayas hicieron grandes e impresionantes construcciones, cuyos monumentos más notables son las piramides mayas que construyeron en sus centros religiosos.

A los mayas se los podría clasificar como un imperio, pero no se sabe si al momento de colonizar impusieron su cultura o si fue un fruto de su organización en ciudades-estado independientes cuya base eran la agricultura y el comercio.